La Verdadera Historia de Jack

Esta es una leyenda irlandesa que trata de un hombre de nombre Jack. Muy conocido como Jack el tacaño. El diablo quién supo de él por tener tan oscura alma, acudió para ver si efectivamente era tan malo como decían. Disfrazado de hombre se dirigió al pueblo de este y se puso a beber con él largas horas y le reveló quién era al comprobar que Jack era un auténtico loco desquiciado. Cuando Satanás le dijo que había venido para llevárselo Jack le pidió que bebieran otra ronda más como última voluntad y el diablo lo aceptó sin ningún problema. Al ir a pagar ninguno de los dos tenía dinero así que Jack tuvo una idea y decidió retar a Lucifer a convertirse en una moneda para demostrar sus poderes. El diablo aceptó de nuevo y cuando este estaba convertido en moneda Jack lo metió en su bolsillo donde llevaba un crucifijo de plata. El diablo quedó prácticamente encerrado en su bolsillo y al no poder salir ordenó al granjero que le dejara libre pero Jack le dijo que lo haría con una condición, que este debía de volver al infierno y no molestaría hasta el año próximo.

Pasó el año y el diablo apareció de nuevo en casa de Jack dispuesto a llevárselo al lugar de las sombras, pero de nuevo Jack pidió un último deseo, en este caso es que el amo del mal le diera una manzana que estaba en lo alto de un árbol para así tener una última comida antes que este se lo llevara.

Satanás accedió y cuando este se encontraba en lo alto del árbol Jack talló una cruz en su tronco dejando prácticamente de nuevo encerrado al diablo en lo alto del árbol. En esta ocasión Jack no solicitó al diablo que regresara en 5 o 20 años sino que ya nunca pudiera reclamar el alma de este en su reino de oscuridad.

Pasó el tiempo y Jack murió, este llegó al cielo pero fue detenido en las puertas de San Pedro ya que no podía aceptársele en el cielo por su pésima vida pasada, siendo enviado al infierno. Al llegar al infierno el diablo tampoco podía aceptarlo debido al trato que con él habían realizado. Satanás lo expulsó de su reino pero antes le arrojó unas ascuas, las cuales Jack atrapó con un nabo hueco mientras agradecía sarcástica y burlonamente la linterna que improvisadamente obtuvo.

Jack quedó así condenado a deambular por los caminos sin más luz que la que anteriormente se mencionó. Con el paso del tiempo Jack el tacaño fue conocido como el Jack el de la linterna o “Jack of the Lantern” nombre que se abrevió al definitivo “Jack O’lantern”. Esta es la razón de usar nabos y más tarde calabazas al imitar con su color el resplandor de las ascuas infernales usados para alumbrar así el camino de los difuntos en Halloween y también el motivo de decorar las casas con figuras espeluznantes para asi evitar a que Jack el de la linterna llegara a proponer Truco o Trato.

La Verdadera Historia de Jack