Los astrónomos detectan el estallido de radio más fuerte jamás recibido y podría ser de origen extraterrestre


estallido radio fuerte 850x491 - Los astrónomos detectan el estallido de radio más fuerte jamás recibido y podría ser de origen extraterrestre

Hace 40 años, el astrónomo estadounidense Jerry Ehman estaba escaneando las diferentes constelaciones con el objetivo la de detectar una señal enviada por alguna civilización extraterrestre. De repente, el radiotelescopio Big Ear recibió una señal de radio de origen desconocido durante exactamente 72 segundos. La señal duró poco, solo una ráfaga, pero se registró como un pico distintivo, una especie de transmisión momentánea. En una copia impresa, Ehman rodeó el punto con bolígrafo rojo y escribió una palabra: “Wow!”.

Aunque son muchos los que han ofrecido sus teorías, nadie ha podido explicar la señal “Wow!”, y nunca se ha registrado nada parecido. Pero una organización llamada SETI (Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) ha continuado escuchando señales que podrían ser creadas por formas de vida inteligentes en nuestra galaxia y más allá.

Pero al parecer, no solo los radiotelescopios han conseguido recoger misteriosas señales de origen desconocido. Los astronautas de la misión Apolo 10 aseguraron haber escuchado una extraña “música espacial” cuando orbitaban al otro lado de la luna. Muchos científicos creen que la causa simplemente fue una interferencia de radio. Sin embargo, otros sugirieron que podría tratarse de un signo de vida extraterrestre. Y ahora, astrónomos han detectado la señal de radio más fuerte jamás registrada procedente del espacio profundo, lo que ha provocado todo tipo de teorías, incluido que podría haber sido enviada por una civilización extraterrestre inteligente.

Más señales de origen desconocido

Los investigadores del Breakthrough Listen, un programa científico basado para buscar comunicaciones extraterrestres inteligentes en el Universo, han anunciado haber descubierto tres misteriosas señales procedentes del espacio profundo, una de las cuales fue la más fuerte jamás detectada.

Las misteriosas señales se las conoce como Fast Radio Bursts (estallidos rápidos de radio, o FRBs), pero los científicos aún no están seguros de qué las causa. Sin embargo, los expertos saben que estas explosiones pueden emitir tanta energía en un segundo como el sol en 10,000 años. Son excepcionalmente difíciles de estudiar, ya que pueden durar tan solo un milisegundo y no hay forma de predecir cuándo llegarán.

estallido de radio fuerte - Los astrónomos detectan el estallido de radio más fuerte jamás recibido y podría ser de origen extraterrestre

El pasado 9 de marzo, los astrónomos del telescopio Parkes, en Australia, registraron la FRB más fuerte jamás recibida, llamada FRB 180301. Solo ocho días antes, el 1 de marzo, se interceptó una señal más débil, mientras que se detectó otra FRB el 13 de marzo. En total se han detectado 33 misteriosas señales de origen desconocido.

“Si bien los astrónomos no saben demasiado acerca de las FRBs, solo se han detectado decenas de ráfagas, y podemos inferir algunos detalles intrigantes sobre ellas”, escribieron los investigadores del Breakthrough Listen en un blog de la Universidad de California. “En primer lugar, muestran un barrido revelador en la frecuencia que sugiere que están increíblemente lejos: miles de millones de años luz. Las FRB viajan miles de millones de años para llegar hasta nosotros, y solo duran unos pocos milisegundos, lo que sugiere que el mecanismo de emisión es efímero. Para que podamos detectarlas claramente después de un viaje tan largo, también tienen que ser increíblemente brillantes.”

Algunos expertos dicen que son de origen natural, como estrellas en explosión, mientras que otros científicos creen que son señales extraterrestres que fueron enviadas intencionalmente hacia la Tierra.

“¿Qué puede producir tales ráfagas? Todavía no lo sabemos, pero las principales teorías implican estrellas de neutrones y eventos cataclísmicos”, continúan explicando los investigadores del Breakthrough Listen. “También hay una clara teoría de que se deben a un viaje interestelar extraterrestre. Nos encantaría que fuera así, ¡pero primero tenemos que descartar todas las teorías astrofísicas plausibles!”.

¿Origen extraterrestre?

Aunque parezca increíble, cada vez son más los científicos que creen que estas misteriosas señales provenientes de galaxias distantes podrían ser evidencia de exploradores del espacio profundo a miles de millones de años luz de la Tierra. Investigadores del Centro de astrofísica Harvard-Smithsonian, en el estado estadounidense de Massachusetts, afirmaron en marzo de 2017 que un transmisor alimentado por energía solar podría generar suficiente potencia para ser ‘vista’ desde millones de años luz de distancia.

estallido radio fuerte extraterrestre - Los astrónomos detectan el estallido de radio más fuerte jamás recibido y podría ser de origen extraterrestre

Y, un sistema de enfriamiento de agua permitiría que un dispositivo de este tamaño resistiera el calor extremo. Los investigadores argumentaron que el uso más plausible para esta tremenda cantidad de energía sería para alimentar velas de luz interestelares. Entonces, los astrónomos en la Tierra los verían como un breve destello, ya que la vela, su planeta anfitrión, su estrella y la galaxia se mueven con respecto a nosotros. Esto haría que el rayo apuntara hacia la Tierra por un momento.

Como podemos comprobar, no solo los teóricos de la conspiración y ufólogos creen que estas misteriosas señales pueden ser de origen extraterrestre, sino también los científicos. Y también parece ser que cada vez estamos mas cerca de la advertencia del recientemente fallecido Stephen Hawking. Como ya hemos comentado en diversas publicaciones, el profesor Hawking dijo que la humanidad debe evitar el contacto con los extraterrestres.

“Solo debemos mirarnos a nosotros mismos para ver cómo la vida inteligente puede convertirse en algo que no quisiéramos conocer”, dijo Hawking en repetidas veces. “Si los extraterrestres nos llegan a visitar, creo que el resultado sería muy parecido a como cuando Cristóbal Colón llegó a América, lo que no terminó muy bien para los indígenas. Imagino que, habiendo utilizado todos los recursos en su planeta natal, esas civilizaciones extraterrestres avanzadas se volverían nómadas, buscando conquistar y colonizar cualquier planeta que pudieran alcanzar.”

Así que cuidado con lo que recibimos del cielo, no sea que estos mensajes extraterrestres lleguen a aniquilar la humanidad. Todo es posible.

 



Fuente

También te puede interesar